Equipamiento De Los Futbolistas

En la actualidad, sólo se concedería el gol en caso de pérdida accidental del calzado. Una de sus botas se había descosido, por lo que el jugador se quitó la restante y saltó al campo mientras el utilero la reparaba, marcando un gol. El árbitro no había notado que le faltaban las botas, pues los pies del jugador estaban cubiertos de barro. Los pantalones deben ser cortos, a excepción del portero, que puede llevar pantalones largos con protecciones extra.