La Mazeta Deportiva: Camiseta Athletic De Bilbao

La seguridad del Club y la Ertzaintza habían colocado una fila de vallas para tratar de garantizar las distancias, algo que valió de poco cuando pasaban las 10:45 horas de la mañana. El Atlético de Madrid descartó cualquier atisbo de crisis tras su abultada derrota europea ante el Borussia Dortmund alemán con una victoria por 2-0 ante la Real Sociedad con goles del uruguayo Diego Godín y del brasileño Filipe Luis, que le aúpa al liderato provisional de LaLiga Santander. El conjunto rojiblanco, tocado tras sufrir en Alemania la derrota más dura en la ‘era Simeone’ con el 4-0 que le endosó el Borussia Dortmund en la Liga de Campeones, recuperó la marcha en un partido que dominó de principio a fin aunque falto de picante en el ataque, contra una Real Sociedad que apenas inquietó en el Metropolitano. Por su parte, Asier Garitano recuperó al hispanobrasileño Willian José como única referencia atacante con David Zurutuza como enganche, en un once sin Theo Hernández, canterano atlético emigrado al Real Madrid el curso pasado y cedido al conjunto donostiarra, que fue recibido con pitos al ser anunciado con el banquillo visitante. Poco después y al ver las duras quejas recibidas por parte de la afición rojiblanca, quienes tachaban al diseño de ser «poco serio» y «rozar el ridículo», el presidente del club Fernando Lamikiz tomó la decisión de que dicha equipación no volviese a ser utilizada nunca más por el equipo y retiró la prenda de las tiendas oficiales del club.

En 2004 y con motivo del regreso del Athletic a competiciones europeas, el club encargó al diseñador vasco Darío Urzay el diseño de una equipación especial para ser utilizada en la Copa de la UEFA. Con el partido ya hecho, a punto estuvo Diego Costa de romper su mala racha, en una carrera al contragolpe tras el pase al espacio de Griezmann con el que llegó a plantarse ante Moyá, pero el meta balear supo aguantarle en el mano a mano y le negó el tanto que lleva persiguiendo sin éxito dieciséis partidos ligueros. Twitter, junto a la palabra «Txapeldunak», que significa «ganadores» en Euskera, demostrando lo aprendido en el equipo Vasco del norte de España, lugar donde pasó ocho años de su carrera. Buena parte de su prestigió histórico lo ha conseguido en la Copa del Rey, la cual ha conquistado en 24 ocasiones, solo superado (y recientemente) por el FC Barcelona, es por ello que el club fue conocido durante años como «El rey de copas». Aunque el colectivo Bultzada, que había convocado a la afición en el exterior de Zubieta, había llamado a respetar las distancias de seguridad para evitar contagios por la Covid-19, durante la salida del autobús del equipo se han producido aglomeraciones, al igual que ocurrió este jueves en Lezama en la despedida del Athletic Club.

En el momento que ha salido el autobús, numerosos aficionados se han saltado los cordones de seguridad y se han agolpado delante del autocar, que ha abandonado lentamente la zona. En colaboración con el club, los dos organismos habían diseñado un fuerte dispositivo de seguridad para evitar que se repitiesen las aglomeraciones de ayer pero las imágenes han vuelto a ser las mismas. En esas ocho temporadas, de la 2011-12 y hasta la 2017-18, el mexicano marcó 74 goles en todas las competiciones, para ser uno de los máximos goleadores en la historia del club, a pesar de que no consiguió llevarlos a una final de Copa. La Real Sociedad apenas se asomó pasados los primeros diez minutos, con una posesión sin veneno a la que el Atlético respondió con las apariciones de Correa desde la banda derecha, centros y pases interiores del rosarino como el que remató Griezmann de media chilena por encima de la portería de Miguel Ángel Moyá, hoy de reencuentro con la que fue su afición el curso pasado. Se repiten las imágenes que se vieron este jueves con el Athletic Club de Bilbao y sus seguidores. En ese caso fueron más de 2.000 los seguidores que se congregaron, un número que se ha repetido con los ‘txuri-urdin’.

Lo buscó el de Lagarto hasta el final, y Simeone probablemente lo mantuvo en el campo en búsqueda de ese tanto que no llegó, aunque a punto tuvo su segundo Godín, en un saque de esquina que controló con el pecho en el área, pero al que se anticipó Moyá, nueva camiseta real sociedad el epílogo a un triunfo tranquilo y reconstituyente para el Atlético. Una falta de concreción que a punto estuvo de condenar Rubén Pardo con un disparo desde la frontal que se marchó a la izquierda de Oblak y un segundo disparo desviado. El resultado obligaba al conjunto donostiarra a proponer juego ofensivo en la segunda mitad, pero no fue así, sino que fue el Atlético el que buscó el segundo apoyado en las progresiones de Arias por la derecha, que llegó a realizar un remate, fuera. El conjunto rojiblanco arrancó llevando la iniciativa ante una Real que acumuló jugadores en el centro del campo y le obligó a buscar las bandas, con un impreciso Lucas por la izquierda y un tímido Arias en su estreno como titular en LaLiga, pero sin disparos a puerta, más allá de un balón al larguero de Griezmann en una jugada ya anulada por fuera de juego.